Balanzas industriales

 In Industrial

¿Sabes cuáles son las balanzas industriales apropiadas para tu empresa?

Todos sabemos lo que es una balanza y cual es su función, un aparato diseñado para pesar o dicho de manera correcta, determinar la masa de las cosas. En la industria, estos equipos juegan un papel esencial en los procesos productivos porque básicamente permiten medir las cantidades de las sustancias involucradas en dichos procesos. Así, se puede saber cuanto de un determinado componente se necesitará para saber las cantidades de productos que obtendremos, y con esos datos establecer toda una logística de procesamiento, almacenamiento, distribución y comercialización. De esta forma las balanzas constituyen una herramienta indispensable para toda actividad productiva.

¿Te ha pasado que al escoger una balanza no sabes por cual decidirte entre tantos modelos? ¿Te abruman las especificaciones?, ¿Sabes que es un certificado calibración?, en este artículo aprenderás cinco aspectos que debes tomar en cuenta al elegir una balanza industrial.

Las balanzas industriales pueden ser de muchos tipos de mesa, de plataforma, cuentapiezas, de suelo, de cargas de eje, móviles, de grúa y otras, dependiendo del desarrollo tecnológico del fabricante. No obstante, al elegir estos equipos debemos conocer con claridad los 6 aspectos que mencionamos a continuación.

 

  1. Uso que se dará a la balanza.

Lo primero a tener en cuenta es el uso que se le dará, esto normalmente esta muy claro, pero en ocasiones, sobretodo cuando las adquisiciones se generan en otras áreas de la empresa, se puede cometer el error de comprar el equipo menos adecuado para el proceso. En algunos casos es muy fácil discriminar, por ejemplo, entre una balanza de grúa y una balanza de suelo, pero no es tan fácil saber la diferencia entre dos balanzas de plataformas.

  1. Rango o Campo de pesaje

Si ya sabemos cual es el uso que se le dará a la balanza es conveniente conocer si el campo de pesaje de la misma es adecuado para lo que se necesita.  Imaginemos por un momento que en nuestro proceso productivo requerimos pesar 300 kg de una sustancia solida empleada como materia prima, en este caso, necesitaremos una balanza que pueda pesar sin problemas esa cantidad. También podemos pensar en escoger una cuya capacidad máxima sea exactamente esa, lo cual sería un error porque no tendríamos la certeza de que el valor medido sea el adecuado. Lo recomendable sería escoger una balanza cuyo rango medio incluya el valor deseado que se quiere estimar, es decir, para el caso mencionado, la balanza debe pesar mas de 300 kg.

  1. Apreciación, exactitud y precisión.

Una vez que tenemos conocimiento del uso y el campo de pesaje de la balanza, debemos fijarnos en otros aspectos relacionados con su capacidad para medir el valor mínimo y la dispersión de las medidas. Lo primero es lo que se conoce como apreciación, y es útil para saber la cantidad mínima distinguible de sustancia a pesar. Por otro lado, tanto la exactitud como la precisión se refieren a la capacidad de la balanza de dar resultados verdaderos y reproducibles para una misma cantidad medida.

  1. ¿Posee certificado de calibración?

Una manera práctica de asegurarse de que la información que nos indican de referencia en la balanza es cierta, se hace mediante un documento llamado certificado de calibración. Este documento certifica que las pruebas realizadas a la balanza para determinar sus parámetros fueron realizadas de acuerdo a un protocolo establecido, generalmente por el fabricante, siendo avalado por algún organismo internacional o nacional de metrología. Para estos test se emplean patrones calibrados y trazables a un estándar internacional, y proporcionan evidencia del funcionamiento optimo de la balanza. En cierto sentido, el certificado de calibración se muestra como una garantía de funcionamiento de la misma, y por tal razón, es indispensable exigir este documento al adquirir la balanza. Valores como la reproducibilidad, la exactitud, linealidad y precisión pueden compararse con lo indicado en las especificaciones del fabricante.

  1. Suministro eléctrico

Algo que no debemos dejar pasar es el suministro eléctrico, muchas veces dejado de lado por “darlo por sentado”, pero no siempre es así. Las balanzas, así como otros equipos, son fabricados en diferentes países, en los cuales los estándares de suministro de energía eléctrica pueden ser distintos a los de nuestra región y, aunque la mayoría de ellos colocan adaptadores de tipo de corriente, es conveniente asegurarnos de esto y exigir que sea el tipo de adaptador que funcionará en nuestro establecimiento. De lo contrario corremos el riesgo de que la balanza no funcione, lo haga mal y hasta perdamos la cobertura por garantía.

  1. Condiciones ambientales de trabajo

El ambiente de trabajo afecta el desempeño de los equipos e instrumentos. Espacios con humedades relativas muy altas o bajas, impactan negativamente en las medidas realizadas con las balanzas. Por lo general, excepto para algunas balanzas especiales, se trabaja sin problemas con temperaturas entre 0 y 40 ºC y con humedades relativas de hasta 80%.

Con estos 6 tips estarás seguro de que al escoger una balanza lo haras de manera correcta, aun así, si estas interesado en conocer más sobre cómo escoger una balanza, en CEDOTEC podemos ayudarte a resolver todas tus dudas. Nuestro equipo de especialistas con amplia experiencia te asesorará hasta que obtengas la mejor relación coste beneficio para ti y tu empresa.

Si te interesa conocer más, comunícate con nuestros expertos.

Recent Posts
Iniciar Chat
1
Hola ¿En que podemos ayudarte?
Powered by